Vivencia en HEREDIA

Padres adoptivos de una estudiante de SUECIA

Mi experiencia con Semvo ha sido muy fructífera, una excelente oportunidad para conocer otra cultura, conocer de un país del que teníamos poco conocimiento, su forma de trabajar ha sido clara, organizada, con unos objetivos claros tanto , para la familia, como para la estudiante. Cuando hemos tenido, alguna duda en cuánto a reglas, de la organización,  nos han aclarado.

Nosotros entramos un poco tarde programa, pero aún así, logramos   acoplarnos rápidamente a la estudiante. Vino con muy poco español, con mucho deseo de aprender, de conocer como es la vida de una familia típica, con su diario trajín al que ella se aclimató  muy bien, con los horarios, nos acompañaba a las clases de boliche, a las clases de mi hijo menor, en Olimpiadas especiales, en el tennis Club, una  vez a la semana. Ella hizo el trabajo comunal, pero de cierta forma si, ya que vivió de cerca las terapias de mi hijo en Olimpiadas especiales,  conoció la lucha de las familias, con los chicos. También, nos acompañaba, a las actividades del colegio en donde está matriculado mi hijo y muchas veces ha sido de gran apoyo, ayudándonos con los chicos.  

Ella misma ha medido su progreso con el español, ya que cuando vino no  le entendía  a los niños cuando le hablaban. A estas alturas , juega con ellos y les comprende perfectamente. En el colegio, el Director fue claro con ella, desde el principio y me parece que fue lo mejor, porque ella entendió, que tenía que seguir y cumplir reglas y horarios al pie de la letra.

Hablando con algunos profesores, me di cuenta que le han notado interés por llevarse buenas notas para Suecia,  deja buenas amigas de clase, hizo todos los exámenes, la vimos estudiar y buscar ayuda para los que le ofrecían dificultad, los resultados fueron bastante aceptables. Me agrado verla, interesada en matemáticas porque no entendía, el colegio fue de gran ayuda,  para darle más seguridad y confianza con el español. En términos generales, ha sido muy bonito, tenerla con nosotros. Yo le dejaba claro las reglas de la casa, salidas, horas de llegada, lo que se podía y lo que no, que debía, informarme de cambios en horarios del colegio y del gimnasio.

Gracias a las encargadas de la organización por darnos la oportunidad de conocer y querer , mucho a esta estudiante, como una hija más.  

Muchas , muchas gracias.

Ir