Vivencia en CARTAGO

Padres adoptivos estudiante de Dinamarca.

Es para nuestra familia muy grato poder comunicar que la estadía de la estudiante en nuestro hogar fue muy enriquecedora. Desde antes que ella llegara a nuestra casa nosotros como familia ya habíamos conversado sobre cómo queríamos que ella se sintiera, como la íbamos a recibir para que se no sintiera extraña, sin embargo desde el primer momento tanto ella como nosotros nos adaptamos de una manera muy especial. Ella con su forma de ser sencilla y carismática logro que tanto nosotros como padres adoptivos y mis hijos( una mujer 16 años y un hijo 23 años) la vieran como una hermana y un miembro más de la familia que se adaptó fácilmente a nuestra forma de ser.

No tuvimos dificultades en cuanto al idioma, ni costumbres. Nos pudimos comunicar al inicio tanto en inglés como en español (el cual fue aprendiendo poco a poco), ahorita solo hablamos en español y ella tuvo un veloz aprendizaje ya que se trató de que solo se hablara en español desde el primer mes.

Como familia rescatamos el aprendizaje mutuo, ya que conversábamos sobre todo de costumbres, tradiciones, comidas entre muchas cosas más tanto de su país como del nuestro. Tratábamos en lo posible de que viviera la experiencia, llevándola a convivir con nuestros familiares organizando paseos a lugares como Cañón del Guarco, Orosi, Playa Jaco, Puntarenas, Dominical, Golfito, ahí nos reuníamos y compartíamos un día tradicional. Esta forma de socializar le enseñó como es en realidad la familia costarricense y ella lo disfruto mucho.

Esperamos repetir la experiencia muy pronto y muchas gracias SEMVO por la oportunidad brindada, ya que es una forma para que muchas familias como la nuestra ampliemos nuestro conocimiento sobre otras culturas lo cual valoramos muchísimo.

Familia Alfaro

Ir