Vivencia en ALAJUELA

La experiencia de recibir a la estudiante en mi casa nos ha permitido enriquecer nuestros conocimientos sobre una cultura diferente, fue un camino de adaptación, pues tenemos principios demasiado diferentes que del todo no se llegaron a conciliar, realmente pensé que sería más fácil pero no fue así, sin embargo fue una experiencia bonita.

Realmente es una muchacha muy obsesionada por lo que quiere, lucha por todos los medios para lograrlo, pero al final es obediente, sin vicios, y se adaptó perfectamente a la alimentación, al convivio con mi familia y mis amistadades en general. Realmente a mis hermanas, madre y sobrinos les agradó mucho.

Le agradezco mucho a ella que no fue exigente en cuanto a la alimentación y los horarios de comida, si yo no estaba ella se preparaba algo, si se quería comer algo fuera de las horas de comida ella se lo hacía y comía lo que hubiera sin ningún problema. Donde mi madre y hermanas fue igual, cualquier cosa que le dieran de comer era bueno para ella.

Entre mis hermanas y yo la llevamos a muchos paseos, a todas las actividades culturales de nuestro pueblo, se trató de que conociera toda la cultura nuestra. Realmente me siento satisfecha de que hicimos el mayor esfuerzo por llevarla a conocer muchos lugares.

Además tuvo la oportunidad de disfrutar plenamente de los ríos y montañas de nuestra finca, montar a caballo, coger café, comer caña, apear naranjas, manzanas de agua, limones, bananos, plátanos etc. en fin todo lo que se puede dar en una finca. Realmente coger café no le gustó pero al menos tuvo la experiencia.

Lastimosamente no se relacionó demasiado con mis hijos ya que ellos estudian todo el día y en la noche entrenan, entonces salen de la casa a las 6 de la mañana y regresan casi a las 8 de la noche por tanto no se veían mucho, únicamente los fines de semana, sin embargo la relación fue buena y los vi compartir mucho cuando salíamos de paseo. Yo tenía la percepción que iban a poder compartir más tiempo por medio del deporte, sin embargo eso no se logró ya que la estudiante no se adaptó al entrenamiento.

Continuamente tuve la supervisión de SEMVO quien siempre se preocupó para que la relación entre la estudiante y mi familia fuera lo mejor posible , también se preocupó mucho para que ella tuviera un buen trato por parte de nosotros y que se sintiera como en su propia familia.

Atentamente,

Familia Cambronero

Ir